Blogia
FIRMAS DE FaCES

Haiman el Trouidi / Emeterio Gómez

Haiman el Trouidi / Emeterio Gómez

Es crucial evidenciar que el Socialismo Comunista carece de fundamentos económicos. Pensé llamar a este artículo Dieterich, Etanislao y El Troudi: la inevitable búsqueda de fundamentos para el Socialismo. Porque Dieterich ha vuelto a insistir en la teoría del valor trabajo. ¿Cómo hacerle entender a este señor que las ideas de Marx en El Capital son radicalmente inconsistentes; que el valor de los bienes nada tiene que ver con la cantidad de trabajo que requieren? ¿Que aquél depende de la escasez relativa, es decir, de cuánto lo necesiten los otros en relación a la cantidad de él que se produjo? Y vaya para Etanislao un comentario sobre su artículo en El Universal: ustedes tienen que explicarle al país cuáles son los fundamentos ¡¡económicos!! del Socialismo del siglo XXI. No basta con decir que éste "se basa en la solidaridad, la fraternidad, el amor, la libertad y la igualdad". Bellísimas nociones, ajenas por completo a la escasez.

Bienvenido
Por todo ello, bienvenido el libro de Haiman El Troudi y Juan Carlos Monedero, Empresas de Producción Social. Porque ellos aceptan el reto ineludible: si queremos darle un fundamento económico al Comunismo hay que aludir aunque sea de pasadita a la economía. No se trata de los valores y la ética, como cree Etanislao, se trata de que -por más amor, piedad o solidaridad que tengamos- hay que afrontar el problema de la escasez. Si los intelectuales chavistas no asumen este reto, el Socialismo seguirá en el aire. ¡¡El Troudi y Monedero agarran el toro por los cachos!! Ellos saben que lamentablemente los valores no resuelven el problema de la escasez, que con "eso" no se va al mercado. Veamos: "El principal cometido de una empresa es producir bienes o servicios de manera eficiente. En un contexto de recursos escasos el ideal empresarial es, por tanto, ligar su utilidad social con su rentabilidad económica" (ob. cit. pág. 117). Un concepto impecable, del cual es imposible diferir.

Corta alegría
Pero la alegría nos dura un párrafo. Porque en los tres siguientes el desencanto se apodera de nosotros. En ellos, los autores dicen que hay que desarrollar "modos de producción no capitalistas, donde la obtención de bienes y servicios se oriente¿ a la producción de valores de uso". Más adelante: que "las formas de trueque son especialmente lesivas para el capitalismo, pues rompen con su lógica¿". Y, finalmente, que: "Cuando lo que se produce va orientado absolutamente a la obtención de ganancia material a través de la venta del bien o servicio, estamos en presencia de lo que Marx llamó el valor de cambio de la mercancía. Como el medio de intercambio es el dinero, las relaciones sociales que hay detrás de este proceso quedan enmascaradas". Un cúmulo de malas interpretaciones y errores tan grandes, que parecía imposible lograrlo en tres párrafos; y a los cuales le dedicaremos nuestros próximos cuatro artículos. ¡¡Porque es crucial para el futuro de la sociedad venezolana evidenciar de manera contundente que el Socialismo Comunista carece de fundamentos económicos; que -exactamente al revés del capitalismo- tiene unos sólidos basamentos éticos, pero no tiene la más mínima noción de la economía!!

Pero escribiremos esos cuatro artículos, también, porque los usaremos como material didáctico en nuestro curso de los lunes en Altamira y en general para la discusión con nuestros lectores. Por favor, que cada quien reflexione detenidamente sobre cuáles podrían ser los gravísimos cuatro errores que El Troudi y Monedero cometen en esos tres párrafos y me reportan por mail. ¡Atrévase!

El Universal, 11-02-07. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres