Blogia
FIRMAS DE FaCES

Petróleo eres y en petróleo te convertirás / Armando Córdova Olivieri

Petróleo eres y en petróleo te convertirás / Armando Córdova Olivieri

Debajo de la superficie de nuestro territorio existen enormes yacimientos de petróleo y hace muy poco tiempo desde que tenemos conciencia de ello. La era petrolera, es decir, la era de su utilización como hoy la concebimos, alcanza tan solo los escasos cien años.  Por otra parte, sin embargo, la existencia de petróleo como sustancia orgánica se remonta a millones de años atrás.

 Existen algunas teorías sobre su formación. Quizá la más popular y difundida de ellas, es la que plantea que el petróleo es un “cementerio de dinosaurios”. En todo caso, cualquiera que fuese su origen, su existencia ha ido disminuyendo muy rápidamente en forma cada vez más acelerada de modo que, la razón de la cantidad de tiempo que nos tome agotarlo, entre la cantidad de tiempo que la naturaleza se tomó en formarlo es algo así como de cien años contra centenares de millones.

 Desde esta perspectiva, la presencia de los seres humanos sobre la tierra, se hace efímera, si de nuevo la comparamos con el tiempo de existencia de nuestro planeta como tal. Así,  manteniendo este último orden de escala cronológica, la inminente desaparición del petróleo crudo podrá ser percibido por la deidad universal, como un acto de prestidigitación: ahora lo ves, ahora no lo ves. En fin, el famoso y trillado, mas no realmente comprendido, todo es relativo.

Hoy, gracias a la cámara (relativamente) lenta de nuestra percepción universal de las cosas, estamos viviendo cada ínfimo detalle de ese infinitesimal drama de la era en la que todo se mueve en el mundo de los humanos, gracias a la explotación del petróleo.

El calificador “efímero” es una característica que nosotros, los seres humanos, solemos adosar a la vida de seres como las moscas, las mariposas, etc. Es decir, seres que resuelven el problema de su existencia en un tiempo risible para nosotros.

En otro orden de ideas, la condición de ser venezolano, existe desde unos cuatro siglos. Desde su origen, hasta el día del juicio nuestro como colectivo de individuos, puede considerarse venezolano, tanto uno que nació hace  ciento cincuenta años, como aquel que, eventualmente, esté por nacer dentro de veinte años. ¿Qué significado tiene entonces el lugar común de “el petróleo es de los venezolanos”? ¿A cuáles venezolanos nos estamos refiriendo? Obviamente, los que ya no están hoy con nosotros, pueden ser descartados de entrada.  Restan entonces, los venezolanos que estamos vivos en la actualidad y los que nacerán a futuro. Ahora bien, si el petróleo es de los venezolanos, sin distinguir presente y futuro me pregunto qué están haciendo los venezolanos del presente, para asegurar que los venezolanos del futuro puedan disfrutar de los beneficios de la extracción del petróleo en el contexto de nuestra efímera existencia universal.

Los expertos afirman, que las fuentes de petróleo aún no descubiertas en el mundo son enormes en comparación con las fuentes descubiertas hasta la fecha.  También afirman los expertos que, tal como se ha venido haciendo uso del petróleo, se hace muy dudosa la continuidad intertemporal del colectivo humano. ¿Que sucederá con nosotros? ¿Acaso nos convertiremos en un gigantesco cementerio? Quién sabe... después de todo,  petróleo eres y en petróleo te convertirás.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres