Blogia
FIRMAS DE FaCES

La paradoja de Giordani / Armando Córdova Olivieri

La paradoja de Giordani / Armando Córdova Olivieri

Durante la década de los 60, el premio nóbel Wassily Leontrieff[1] publicó un estudio sobre la economía norteamericana en el cual muestra como, durante los veinte años siguientes a la segunda postguerra,  el contenido de factor capital era mayor en sus importaciones que en sus exportaciones. A primera vista este resultado resulta paradójico porque no es el que se espera de la primera potencia tecnológica mundial. La respuesta al enigma se halla en el hecho de que una cantidad importante de las importaciones de Estados Unidos era producida por capital oriundo de ese país, operando extramuros en la conformación de  enclaves capital-intensivos para la exportación hacia Estados Unidos. Hoy, recordamos este hallazgo como la paradoja de Leontieff. 

Hace pocos días el ministro Giordani emitió la sentencia de que era necesario moderar el crecimiento económico para controlar el desabastecimiento insumos, refiriéndose especialmente a los insumos para la construcción. En principio, tal afirmación es correcta solo bajo ciertas y determinadas circunstancias.  

En primer lugar, desde la perspectiva intertemporal, y partiendo de una breve revisión de la identidad macroeconómica fundamental (Y=C+G+I+X-M), hay que hacer la acotación de que si el incremento que hoy logramos de nuestra capacidad productiva (Y), genera escasez, eso significa que para poder utilizarla mañana será necesario abastecerla de insumos importados (-) y si esto es cierto,  eso que ayer llamamos crecimiento, realmente no lo fue, mejor dicho, no fue crecimiento sostenible. De modo que la solidez del crecimiento económico depende del grado de sinergia sistémica de la economía nacional, es decir, de la capacidad de la economía interna de dar prosecución y sustento al crecimiento de la producción de bienes y servicios. El logro de esta condición es lo que diferencia a los países industrializados del resto. Dicho en otras palabras, el crecimiento de hoy, debe venir acompañado de abastecimiento hoy. 

Lograr la sincronía de este aspecto no es fácil, sobre todo considerando el agravante de que transitamos actualmente la senda del cambio sistémico, lo cual agrega al problema, una enorme cuota de incertidumbre que ralenta, por no decir, imposibilita, el control dirigido del acoplamiento la demanda a la oferta nacional.  

Y si fuera poco, no olvidemos que eso que Giordani llama crecimiento económico, excluye las actividades del sector informal, sector que absorbe mas de la mitad de la población económicamente activa. Por lo tanto toda nuestra bizantina reflexión acerca moderar crecimiento económico para controlar el desabastecimiento, estuvo inicialmente erigida sobre una apreciación muy parcial e incompleta de la economía del país sin cuya ampliación, jamás podremos aspirar resolver el problema de darle  sustentabilidad a nuestro crecimiento económico.



[1] Leontieff W. “Domestic Production and Foreign Trade: The American Capital Position Re-examined . American Philosophical Society 97. (1953) págs 331-349
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Andrés Santeliz G. -

Las empresas de menos de 5 trabajadores (patronos, empleados y obreros) son parte del sector informal, aunque no constituyen la totalidad del sector ni da empleo a la mayoría de los ocupados del sector. Allí también están los trabajadores por cuenta propia no profesionales (con menos de 10 años de escolaridad) y trabajadores en servicios domésticos. Cuentan también a los familiares no remunerados.

No es una opinión personal, es la definición de la OIT que aplica el INE para determinar en la Encuesta de Hogares por Muestreo el número de los ocupados informales. Es, además, consistente con la definición que aplica el BCV, que ubica a tales empresas en el sector de los hogares porque no son jurídicamente diferentes de los hogares ni tienen una contabilidad completa (balance de activos y pasivos) e independiente de los gastos del hogar. Por eso los ubica en las cuentas nacionales como ingreso mixto, a continuación del excedente de explotación.

Para despejar dudas, abriendo tanto la Web del INE como la del BCV se pueden constatar ambas afirmaciones.

Andrés

Armando Córdova Olivieri -

No es cierto que el sector informal esté constituído por las empresas de mas de cinco trabajadores del sector formal.

Andrés Santeliz G. -

Dos comentarios: La identidad contable está en términos de valor, lo que, al considerar el superavít existente en la cuenta corriente de la balanza de pagos, está diciendo que no hay tal desabastecimiento. lo que ocurre es que los bienes y servicio necesarios para producir no han abandonado su forma monetaria. Pero allí están disponibles para que, cuando se den cuenta de su potencial, puedan ser utilizados para producir más bienes y servicios.
El segundo comentario es másbien una corrección. El sector informal es menor a la mitad de la población activa, es cierto que en algún momento fue mayor pero ya no. Tampoco está excluido del valor dell producto, almenos no es su totalidad. Más todavía, el BCV publica, junto al excedente de explotación, el ingreso mixto, constituido por la remuneración de los factores de las empresas de menos de 5 trabajadores (sector informal)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres