Blogia
FIRMAS DE FaCES

SOS por la UCV / Julio Escalona

SOS por la UCV / Julio Escalona

La historia de la UCV marcha con la del país. De ahí salieron los jóvenes que pelearon en La Victoria; varias generaciones de luchadores por la democracia; los que hicimos la huelga del 21 de noviembre de 1957, ayudamos a construir las barricadas en Caracas cuando la huelga general del 21 de enero, que culminó el 23, con el derrocamiento de la dictadura, luego organizamos la manifestación que impidió a Nixon visitar el Panteón Nacional y con De Venanzi y Bianco al frente, en julio del 58, contribuimos a derrotar el golpe de Castro León; también un pensamiento científico y humanístico que ha iluminado al país por siglos.

Los ucevistas debemos seguir siendo una comunidad con autonomía, pero revolucionándose para comprometerse más con el pueblo.

Ahora somos Patrimonio Mundial, que está en peligro, con espacios sucios, sobre todo espiritualmente. Como una sombra que nos postra y desmoviliza. Símbolo de esa sombra es la entrada de las Tres Gracias, que ha sido tomada por toda clase de tráfico, hasta de armas, parece. La basura nos manda mensajes: gente que duerme en nuestro campus, heces que aparecen aquí y allá, inyectadoras presumiblemente para drogas, restos de comida rápida, botellas de aguardiente, en fin, síntomas graves de descomposición moral. Nuestro campus parece seguir el derrotero de las plazas públicas pérdidas para el disfrute de las comunidades. Los ucevistas comenzamos a ser unos extraños atemorizados, obedeciendo a una suerte de toque de queda que nos retira temprano, afectando especialmente los cursos nocturnos, como perdiendo el control de los espacios. Desde dentro tenemos que poder, si queremos sostener la autonomía.

La meta socialista no ha cambiado la vida cotidiana y vemos el día a día de Caracas azaroso y sucio. La UCV, que no ha encontrado una meta trascendente, tampoco encuentra qué hacer con lo cotidiano, como ese cáncer de las Tres Gracias. La UCV no tiene jurisdicción sobre la calle, pero debemos hacer sentir el desacuerdo, demostrando que la UCV nos importa, pues en verdad, la basura y la UCV de hoy son nuestro espejo.

También es espejo del gobierno. Los ucevistas que están en altos cargos deben responsabilizarse, pues es una vergüenza para el país lo que ocurre en las Tres Gracias, competencia de las alcaldías caraqueñas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Ninoska ÁLAMO-BELLO -

Hola Julio:

Qué bonito, claro y explícito dijiste lo mismo que pienso yo, sobre el problema de la Salida por las Tres Gracias. Ah.... y el embotellamiento insoportable se debe a la misma causa pues los buhoneros nos roban un canal de circulación para estacionar sus camionetas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres