Blogia
FIRMAS DE FaCES

¿Socialismo posmoderno? / Emeterio Gómez

¿Socialismo posmoderno? / Emeterio Gómez "¿Cuál de estos caminos creerá Juan Carlos Monedero que rige en Venezuela?"

Es el tema del curso que dictaré a partir, no del 30 de abril, como estaba previsto, sino del lunes 7 de mayo. Tanto los que piensen tomarlo como los que no, están invitados al preámbulo de dicho curso, un debate con Juan Carlos Monedero, coautor del libro Empresas de Producción Social, el lunes 23 de abril, a las 6 pm en el piso 7 de Economía de la UCV.

Centremos por ahora la crítica en un párrafo de ese libro: "Cuando lo que se produce se orienta a la obtención de ganancia material a través de la venta, estamos ante lo que Marx llamó el valor de cambio de la mercancía. Como el medio de intercambio es el dinero, las relaciones sociales que hay detrás de este proceso quedan enmascaradas. Cuando se compra un producto se piensa que se está pagando su precio, dejando al margen cualquier otra consideración. Las Empresas de Producción Social, como vanguardia del socialismo, se abocarán a la producción de valores para el uso social, sin fomentar el consumismo, sino la satisfacción de necesidades humanas. Lo elaborado por las EPS puede, en esta lógica diferente, ser intercambiado, vendido a precios justos o donado" (pág. 118).

Se puede inferir, no con una "lógica diferente", sino con "la misma" -la única que hay, el logos, lo que la realidad nos impone de manera necesaria- que Monedero debe compartir las tesis esenciales de un libro del cual es coautor. ¿Aceptará él estas nociones tan endebles? ¿No sabrá que cuando se vende un bien por un "precio justo" o, peor, cuando se lo dona, no estamos en el terreno de la lógica, sino en el de la moral; que "lo justo" y la justicia -pese a Platón- no son conceptos o "Ideas", sino sentimientos, valoraciones éticas? ¿Habrá reflexionado sobre cómo ¡en la más pura lógica! los bienes sólo pueden ser vendidos a un "precio justo" o donados, en dos situaciones bien definidas: a) cuando priva un poderoso amor al prójimo y un nivel de altruismo sobrehumano; o b) cuando un Estado totalitario o un Mesías autoritario imponen lo que cada quien debe considerar como "justo"?

Pero el error más grave del párrafo citado no es ése sino éste otro: "como el medio de intercambio es el dinero, las relaciones sociales que hay detrás de ese proceso quedan enmascaradas". Es la Teoría del Fetichismo de la Mercancía, desarrollada por Marx en El Capital y pariente cercana la Teoría de la Alienación de Hegel: todo lo que aparece como objetivo -el valor de cambio, expresado en dinero, sobre todo- no son sino fetiches, alienaciones o enmascaramientos de la "verdadera realidad", aquella que se constituiría en las relaciones sociales directas entre los hombres. Sólo eliminando el dinero y el valor de cambio podremos acceder a las relaciones humanas "auténticas". Una utopía infantil que -de nuevo- sólo es pensable en tres casos: a) En el comunismo idílico de Marx, cuando toda escasez haya sido borrada de la faz de la Tierra y pueda aplicarse el "de cada quien según sus capacidades a cada quien según sus necesidades"; b) un mundo espiritual exclusivamente basado en el altruismo y en el Amor al Prójimo; y c) una dictadura totalitaria en la que -eliminado ya el dinero "enmascarador"- el Estado o, peor, el magno líder mesiánico, decide el "precio justo" de miles de productos, en una economía globalizada. ¿Cuál de estos tres caminos creerá Monedero que rige en Venezuela? ¿Podrá Chávez, a punta de carisma y de bondad, fijar esos miles y miles de precios que el mercado a través del dinero genera?

El Universal, 22-04-2007.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres