Blogia
FIRMAS DE FaCES

Infante y ascenso / Arlán A. Narváez R.

Infante y ascenso / Arlán A. Narváez R.

Hace dos domingos se cumplieron 50 años de la desaparición física de Pedro Infante, ídolo de la época de oro del cine mexicano y dueño de una prodigiosa voz y gracia artística. Yo tenía siete años y aún recuerdo vivamente la noticia del accidente de aviación donde perdió la vida que, obviamente, estaba destacada en primera plana de la prensa nacional, compartiendo protagonismo, si no me engaña el recuerdo, con el anuncio del ascenso a general de División del “presidente constitucional”, Marcos Pérez Jiménez.

Lo de Pedro Infante me impactó mucho porque poco antes había venido a Venezuela a presentarse en el programa de Don Víctor Saume, “El Show de las 12”, en Radio Caracas Televisión (la misma televisora que ahora el régimen quiere callar) y también en uno de los lugares más divertidos que había en esa época, el Coney Island, un parque de atracciones mecánicas y en vivo, que ocupaba toda la manzana donde hoy está emplazado el edificio de Seguros Caracas y de Movistar, en Los Palos Grandes.

De su presentación en el Coney Island tengo certeza porque originó un recuerdo muy vivo e imborrable ya que ese día me llevaron a verlo, junto con mis hermanas Lipzy y Virginia. Ocurrió que yo me extravié entre el gentío y me llevaron al escenario para presentarme e informar a mi representante de mi paradero y no se por qué razón el propio Pedro Infante se tomó el asunto como algo personal y no solamente él mismo me presentó e hizo el anuncio, sino que estuvo jugando y bromeando conmigo, haciendo inolvidable para mi su risa, simpatía y don especial para tratar y relacionarse con los niños.

Lo de Pérez Jiménez lo recuerdo porque no entendía (y aún hoy sigo sin entender) por qué la noticia del ascenso podía tener la misma importancia que la muerte del ídolo. Realmente ni siquiera entendía eso del “ascenso” y creo que, por mucho que trataron de explicármelo, seguí sin entenderlo, porque me resultaba muy difícil asimilar que pudiera haber algo más importante por encima de ser presidente. Por supuesto que los tiempos que corren han demostrado que esa distinción a otros también les resulta pequeña y prefieren que los llamen “comandante”, por ejemplo, aunque presidente solamente pueda ser quien está al frente del Estado y comandante puede ser cualquiera que tenga comando, incluido un cabo si comanda una escuadra. Más aún, a todos los oficiales medios con el rango de teniente coronel suele decírseles “comandante”, pero aún así sigue teniendo mayor significación el título de presidente. Claro está que quien ocupa la Presidencia tiene el rango honorario de “comandante en jefe”, pero ninguno de todos los presidentes que ha tenido Venezuela, que también han sido “comandantes en jefe” ha querido sustituir la significación, rango y entidad de presidente por este otro título honorario, ni siquiera Pérez Jiménez que también disfrutaba exhibiéndose en uniforme militar.

Eso sí, Pérez Jiménez no era sólo presidente, era “presidente constitucional” y así lo hacía constar en donde quiera que firmaba o lo presentaban, hasta el punto que no faltaron los aduladores y chupamedias que hasta canciones pegajosas compusieron loándolo y ratificando en su estribillo: “general Marcos Pérez Jiménez, presidente constitucional, elegido por el pueblo con orgullo nacional…”, etcétera.

Lo de constitucional era muy importante para él, quizá por aquello de “dime de qué alardeas y te diré de qué careces” porque, obviamente, es muy viejo en Venezuela eso de utilizar la Constitución para vestir de legitimidad las acciones y decisiones de quien utiliza el poder autocráticamente. Ya lo dijo suficientemente claro el presidente José Tadeo Monagas, otro de los autoritarios que concentró el poder en su persona y voluntad y abusó de ello extensamente: “en Venezuela la Constitución da para todo”. La experiencia de nuestra historia no solamente lo confirma sino que demuestra que los autócratas, cuando ya no le es suficiente para justificar sus excesos, simplemente ven la Constitución como ropa interior y la cambian a su gusto. .¡Cosas veredes, Sancho!

2001, 25-04-2007.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Manuel -

Me gustaria saber el nombre preciso y el cantante de la cancion que dice:"general Marcos Pérez Jiménez, presidente constitucional, elegido por el pueblo con orgullo nacional" Estoy muy interezado.... Gracias

Armando Córdova Olivieri -

¿Déjà Vu?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres