Blogia
FIRMAS DE FaCES

Que haya sol siempre / Yolanda Jaimes

Que haya sol siempre / Yolanda Jaimes

Los esfuerzos que la Ciencia realiza para alargar la vida del ser humano, pueden resultar una vana ilusión ya que la sociedad actual hace poco a favor de ese propósito. 

En conferencia reciente, un conocido médico venezolano señalaba la posibilidad de que los hijos de nuestros nietos puedan alcanzar un promedio de vida de 160 años. Semejante aproximación a lo que ha sido un sueño: larga en buenas condiciones de salud física y mental, se opaca ante los vaticinios formulados por los expertos de las Naciones Unidas acerca de los efectos mortales del recalentamiento global: inundaciones, deslaves y huracanes sacudirán el mundo. Bajo tales desastres, la muerte se afianzará con furia para destruir la vida de los pueblos del planeta, pero los más pobres (como siempre ha ocurrido) padecerán las peores consecuencias: pérdidas de vidas, de viviendas, de alimentos, falta de agua y demás calamidades derivadas de este fenómeno. Los países industrializados causantes del mayor recalentamiento global, principalmente Estados Unidos de Norte América, Japón y los de Europa Occidental, también sufrirán los perversos efectos, aunque tendrán mayores probabilidades de subsistir en medio del caos que han contribuido a crear. 

La conciencia, el espíritu y la mente de los pueblos deben estar alerta para impedir que se continúe amenazando la supervivencia  humana y arruinando sus aspiraciones y sueños. 

La vida vale más que todo. La sociedad mundial debería unirse en una cruzada contra lo que origina el recalentamiento global que produce el deshielo polar, aumenta el nivel del agua de los mares, provoca deslaves, huracanes y sequías. Agiganta muchos fenómenos naturales destructivos, todavía incontrolables, que estremecen la esperanza de una vida feliz para la humanidad. Recordamos ahora un hermoso estribillo cantado cual himno por niños, niñas, docentes, padres y madres en una escuela de educación integral que existió en Caracas durante cuatro décadas: ”Quiero que haya sol siempre, / que también haya cielo, / que mamá viva siempre, / que también viva yo”. 

Canción que es canto a la vida y es cauce profundo por donde muchas lágrimas rodaron. 

Últimas Noticias, 30-04-2007.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

acirema -

que belleza de articulo yoli.
el ultimo parrafo es tan poderoso... LA VIDA VALE MAS QUE TODO.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres