Blogia
FIRMAS DE FaCES

La estatización de la banca / José Guerra

La estatización de la banca / José Guerra

Desde hace más de un año he venido advirtiendo que el plan económico y político de Hugo Chávez está incompleto si el Gobierno no toma el control del sistema bancario nacional. La razón es obvia: el nivel de gasto público en que la administración de Hugo Chávez ha situado la economía venezolana requiere de infusiones permanentes y crecientes de liquidez para lo cual los ingresos petroleros y no petroleros se han tornado absolutamente  insuficientes.  Ya el Gobierno despojó al BCV de una buena parte de las reservas internacionales hasta el extremo de hacer del instituto emisor de Venezuela la  caricatura de  un banco central, al dejar al bolívar debilitado y con elevadas expectativas de devaluación. Ahora Chávez va por los bancos privados. Ello se corresponde con una concepción de la política y la economía donde el Estado, en lugar de la sociedad, es el eje central alrededor del cual debe girar la economía y la vida de las personas. El socialismo del siglo XXI, al igual que los experimentos fracasados del siglo XX, tiene una matriz profundamente estatista. 

El Estado venezolano ha venido armando un verdadero conglomerado de entidades financieras que en el corto plazo se constituirían en el factor hegemónico de la actividad bancaria nacional, tanto por el volumen de depósitos como de créditos. Pero esta estructura bancaria es insuficiente para los fines de su revolución, según el criterio de Hugo Chávez, y por esa razón  ha planteado que los bancos privados pasen a manos del Estado. Una consideración sobre las regulaciones que el Estado ha establecido al sector financiero sugiere que ya el control es lo suficientemente estricto y amplio. Pero todavía falta más. Del total de la cartera de crédito de la banca, 37% debe destinarse a aquellos sectores previamente definidos por el Gobierno, entre los cuales destacan los financiamientos a la actividad agrícola, a la pequeña y mediana industria, la construcción y adquisición de viviendas y al turismo, a tasas de interés preferencial. Adicionalmente, la banca debe mantener en promedio el BCV 20% de sus captaciones en forma de encaje legal obligatorio. A todo esto hay que sumar la decisión del BCV  de fijar las tasas pasivas en 6,5% y 10% para los depósitos de ahorro y a plazo, respectivamente y 28% máximo para los créditos. Por si esto no fuese suficiente, el banco central también instituyó regulaciones a las  comisiones que cobran los bancos por sus servicios. De esta manera, el negocio bancario en Venezuela está significativamente controlado por el Estado.  Pero nada de esto basta, Hugo Chávez quiere más. Durante el año 2006, la banca venezolana cumplió con creces el financiamiento agrícola, a las pequeñas y medianas industrias y al sector de la construcción. Con todo y ello, la producción agropecuaria de Venezuela disminuyó 6%.  Pero esos inmensos recursos destinados al agro tampoco satisfacen a Hugo Chávez.  Mas allá de desviar la atención sobre la inflación y la escasez de los alimentos, con el anuncio de estatizar la banca Hugo Chávez pretende arrinconar a los banqueros para que acepten más regulaciones tales como el aumento de los créditos obligatorios a sectores económicos de interés para el Gobierno y además para que transfieran parte de la ganancia de los bancos en forma directa para que sea utilizada a discreción por parte del Presidente de la República, con la excusa de que sería utilizada en programas sociales. Con ello, en una primera fase, se decretaría la estatización virtual de la banca sin que el Estado tenga que hacerse cargo de la administración del negocio bancario. Los banqueros serían especie de funcionarios adscritos al Ministerio de Finanzas y la Presidencia de la República. 

Esta estrategia entraña un riesgo evidente: la suspicacia de los depositantes acerca del manejo de sus fondos por parte de un sistema financiero excesivamente regulado por el Estado. Ello minaría la salud financiera de los bancos  lo que podría traducirse en la búsqueda de nuevas oportunidades para que los ahorristas coloquen su dinero fuera de Venezuela.  

Los episodios más recientes de estatizaciones de la banca en América Latina, en particular las mexicanas y peruana en la década de los ochenta, culminaron a la postre con la devolución  de los bancos a sus antiguos propietarios ante las dificultades que confrontó el Estado para su manejo eficiente. En Venezuela, con un Gobierno plagado por la corrupción y con carencias fundamentales de personal calificado en el manejo de la Administración Pública, la estatización de la banca puede llevar a un evento impredecible de falta de confianza en el sistema financiero estatal.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Darwuin Dimas -

Ante todo un cordial saludo, profesor actualmente estoy desarrollado el Trabajo de Grado Evaluar los efectos de la estatización de la banca privada en el nivel de confianza de la cartera de pymes para el período 2009-2010 del Banco de Venezuela agencia Turmero Región Aragua. me gustaria compartir con usted criterios e informacion relevante de su exitosa experiencia gracias

Jordan 5 -

Wow amazing! Your blog is my absolute favorite on the internet! Thanks again for a nice site.

carlos bolivar -

profesor yo estoy realizando mi tesis sobre la estatizacion de la banca en venezuela. quisiera informacion acerca del tema

Eduardo Gavotti -

Profesor Guerra,

Es muy cierto lo que comenta y estoy de acuerdo, pero creo que no sería lo principal en la cadena de "nacionalizaciones" por parte del gobierno. Evidentemente el control de la banca es importantísimo para los fines de este proceso, pero creo que poco a poco el Gobierno irá tomando medidas con mayor peso de sus componentes políticos que económicos, es decir, medidas que la gente en su visión de día a día aplaudiría sin saber que en al tiempo estarían siendo conducidos por el único canal que el Estado porpone: una de esas medidas podría ser la nacionalización de las clínicas basandose en "los costos exagerados que debe pagar el venezolano para ser atendido", una vez más, tal y como comentó en su conferencia sobre la inflación, no estará atacandose el problema de fondo que es la deficiencia de hospitales y la mala administración de los recursos que deberían destinarse a estos fines. Asímismo continuaría con las instituciones de educación; en su discurso del jueves pasado habló de lo excluyente que es la educación privada y cómo eso daña a un país, dando así una advertencia a este sector -y no nos olvidemos de las regulaciones de las matrículas que se les impuso a los colegios el año pasado-. En fín, poco a poco va acostumbrando a la gente con medidas que tal vez tienen intenciones humanitarias, pero también tienen consecuencias devastadoras sobre nuestro país.

De nuevo con respecto al tema de la banca, es impresionante ver cómo se afianza el hecho de que la economía se mueve por incentivos: la banca conoce las amenazas, buscan establecer el holding de sus empresas en el extranjero y aprovechan "salvajemente" la sobredemanda existente de bienes de consumo, los spreads cambiarios con cada emisión de títulos, y van buscando impresionantemente nuevas maneras de generar ingresos que hacen que la rentabilidad de la banca sea tan alta como nunca antes...todo esto como una carrera para acumular lo más que se pueda y cuando llegue la hora dejarán sin dolor alguno sus torres financieras para que el gobierno cree nuevas "extensiones del ministerio de finanzas" al momento de "nacionalizar"

Es muy triste para mí como estudiante, como venezolano, ver como las alternativas se anulan poco a poco, y de nuevo los incentivos están dados a la supervivencia: o nos vamos e intentamos surgir en otras latitudes, o nos quedamos a que el socialismo del siglo XXI decida por nosotros cómo vivir nuestras vidas.

Tal vez me salí un poco del campo económico del análisis que Ud. ha hecho, pero no me parece que esté de más.

Gracias por el tiempo que se pueda tomar para leerlo.

Saludos,

Eduardo Gavotti D.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres