Blogia
FIRMAS DE FaCES

El costo de oportunidad de limpiar alcantarillas / Armando Córdova Olivieri

El costo de oportunidad de limpiar alcantarillas / Armando Córdova Olivieri
En la víspera de la temporada de lluvias que ha retrasado su aparición en el palco escénico sin entrar en detalles acerca de si se trata de un drama o una comedia, me parece oportuno recordar los horribles sucesos del mes de diciembre del año de 1999.   Me refiero obviamente, a las nefastas consecuencias de la copiosa lluvia registrada en la Gran Caracas durante los días 15 y 16 de diciembre del referido año. Hoy conmemoramos esas fechas con el lapidario efeméride de "La Tragedia de Vargas".
       Recuerdo también, tres días antes de tan desafortunados eventos, me encontraba yo esperando poder ser recibido por el ministro Giordani en su despacho, luego de que me hubiere citado para que le diera explicaciones acerca mis comentarios en relación al proyecto de presupuesto del año 2000, el cual me negué a presentar ante el congresillo en calidad de economista jefe del ministerio de Finanzas durante la gestión del otrora ministro José Rojas. Pero lo cierto es, que solo deseo una reflexión sobre la Tragedia de Vargas. Mientras esperaba en la aburrida antesala del despacho del ministro, trascurrieron casi tres horas hasta que pudo atenderme y, a raíz de un comentario que le hiciera un funcionario del despacho a la secretaria del ministro, me enteré con sorpresa de que se avecinaba una enorme vaguada. El mencionado funcionario decía haber visto las imágenes satelitales que le habían presentado al ministro en días anteriores. Es decir, ya se sabía en predios ministeriales, que la vaguada estaba por llegar a Venezuela.
       Posteriormente, siempre me pregunté, por qué no se había dado alarma nacional previniendo y advirtiendo la llegada del inoportuno visitante. Hoy, nos encontramos en momentos de enorme tensión política de consecuencias aun no reveladas para el país. Diversos escenarios deben estar siendo ponderados en las oficinas de la sala situacional de nuestro presidente. Entre los escenarios planteados me imagino que con, altísima probabilidad se manejará un escenario vaguada. Es decir, la realización del ejercicio mental de suponer que en Venezuela suele caer una vaguada en los momentos más álgidos de la contienda político-ideológica actual. ¿Operaría ésta como un balde de agua fría sobre los actuales acontecimientos? De ser así, ¿convendría (políticamente) limpiar o no las cunetas y alcantarillas   antes de las torrenciales lluvias propias de  estos meses? Por supuesto que todo lo aquí expuesto no deja de ser una simple especulación, sin embargo, causa suspicacia y asusta constatar que las alcantarillas y cunetas de la gran Caracas aún no han sido limpiadas. ¿Costo de Oportunidad?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres