Blogia
FIRMAS DE FaCES

Demócratas o demagogos / Demetrio Boersner

Demócratas o demagogos / Demetrio Boersner

El Partido Demócrata de Estados Unidos de América tiene una larga y honorable historia de defensa del “hombre común” frente a intereses oligárquicos, y de esfuerzos por reducir los aspectos imperialistas de la presencia norteamericana en el mundo. Ello se debe a su fuerte base popular (sindicatos, granjeros, minorías étnicas) y a sus principios doctrinarios forjados a lo largo de su historia. 

Infortunadamente, en su afán de complacer a su clientela popular y media, el Partido Demócrata a ratos cae en actitudes populistas y cede ante las presiones de intereses inmediatos y sectoriales que no concuerdan con una visión progresista a largo plazo. 

Una creciente mundialización de las relaciones humanas ha sido reconocida como tendencia positiva tanto por liberales como por socialistas. 

Aunque sea deseable modificar cierto tipo de globalización ventajista en sentido más simétrico, ha dejado de ser aceptable el proteccionismo comercial en beneficio de intereses locales y en detrimento de los de otros pueblos. Pese a ello, algunos precandidatos demócratas estadounidenses se subordinan a los egoismos de sindicalistas de mentalidad atrasada, de agricultores sobreprotegidos y de empresarios del mercado interno, a arremeten contra los tratados de libre comercio firmados por el gobierno de Bush con países latinoamericanos que tienen vital necesidad de un mayor acceso al mercado del norte. 

Para justificar tal chovinismo económico recurren a argumentos hipócritas, tales como la supuesta violación de normas laborales u otro pretexto humanitario invocado tan sólo cuando conviene a ciertos intereses. Actualmente, el principal blanco de su discriminación proteccionista es el valeroso presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez. Ese gobernante, aliado de Estados Unidos y que ha logrado meter en cintura a la guerrilla sin apartarse de normas democráticas, es boicoteado hasta por el prestigioso ex vicepresidente Al Gore, por presunta blandura ante paramilitares de derecha. 

La única figura dirigente del Partido Demócrata norteamericano que evita la demagogia y muestra una considerable consecuencia, es la señora Hillary Clinton quien, tal vez por ello, ocupa el primer puesto en las preferencias preelectorales norteñas. 

El Nacional, 22-08-07.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres