Blogia
FIRMAS DE FaCES

¿Reforma chucuta? / Julio Escalona

¿Reforma chucuta?  /  Julio Escalona
Supusimos que la ruta de la reforma constitucional debía ser: información-consulta-debate-aprobación referendo. Pero se trazó otro camino y se pierde una gran oportunidad para educarnos, unirnos, fortaleciendo las fuerzas del cambio, reconociendo la diversidad de ellas y la unidad de acción. Se tomó la vía rápida y la aprobación en bloque: fundada en el liderazgo del presidente. Facilismo que no guarda relación con la envergadura de los cambios propuestos. Los que tomaron este camino asumirán la responsabilidad por los resultados, no sólo los cuantitativos, que si bien, no ponen en peligro la aprobación de la reforma, pueden no ser suficientes para una amplia y firme legitimidad aprobatoria. Está por verse.

Se ha debido trabajar para revertir la naturaleza perversa de la polarización. Sí expresa un carácter social, pero muy encubierto por el odio y la falta de claridad sobre lo que ocurre, pero no solo por falta de comprensión de la gente, sino porque el mismo proceso no es suficientemente claro y el discurso que lo promueve suele ser excluyente. Los intereses del 90% de la población venezolana deberían ubicarlo a favor de un cambio, pero no es así. La polarización perversa se acentuará.

El aparato del Estado se ha volcado para aprobar la reforma, y la disidencia constructiva ha quedado relativamente marginada y a veces escarnecida. Importantes corrientes chavistas tienen dudas, desacuerdos. Pero el PSUV interviene como complemento del Estado, en medio de llamados a una disciplina, que no propicia la unidad de acción.

Además hay graves ausencias:

La lucha contra la corrupción unida al desmantelamiento de quienes dentro del gobierno la promueven, como instrumento de acumulación de capital y sabotaje a los cambios.

La clara conformación del Poder Popular como permanente proceso constituyente, independiente del Poder Constituido y dirigido a la liquidación de toda forma de poder colocado por encima de la sociedad.

La definición de un modelo de desarrollo sustentable, orientado a la eliminación de los productos contaminantes y a la generación de energía limpia.

La creación de un modelo educativo basado en la autogestión y la lucha contra el paternalismo.

Y la presencia con rango constitucional de las empresas mixtas en las ramas económicas estratégicas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres