Blogia
FIRMAS DE FaCES

Marchas y contramarchas de la integración regional / Sary Levy Carciente

Marchas y contramarchas de la integración regional / Sary Levy Carciente

Ante las limitaciones que en determinado momento o por diversas circunstancias presentan las economías nacionales para su crecimiento, se ha planteado el apoyo que pudiesen brindar terceros para su consecución. Estas redes de relación entre estados nacionales presenta al menos tres ámbitos de acción: económico, político y socio-cultural.

La relación que una economía establece con terceros puede verse a partir de distintas aristas, como son: el comercio de bienes y servicios, el flujo de capitales, el movimiento de mano de obra y la relación cambiaria; todas ellas claramente imbricadas. De igual manera, esta relación con terceros puede verse afectada o desdibujada (positiva o negativamente) a partir del entorno institucional en el que se desenvuelve, siendo los procesos de globalización e integración los de más evidente impacto en el presente y pasado reciente.

Desde un punto de vista político las naciones pueden considerar estrategias geopolíticas que solidifiquen sus relaciones -al ser estas complementarias o dirigidas hacia derroteros comunes- o pueden verse encontradas o debilitadas, cuando sus estrategias de largo plazo presenten divergencias ideológicas irreconciliables. Finalmente, las dinámicas socio-culturales se crecen en la medida que los vínculos entre los actores se incrementan, conformándose espacios de arraigo o de convivencia de formas de vidas, que a su vez marcan las dinámicas que se evidencian en los ámbitos económico y político del quehacer humano en sociedad.

Los sucesos recientes en Sudamérica han evidenciado importantes sismos en los esquemas de vinculación entre las naciones de la región, con impacto en los procesos de integración que se venían adelantando, a saber:

  • MERCOSUR: los pequeños del acuerdo del Sur están incómodos en su participación, proyectos específicos generan conflictos mayores entre sus integrantes y se plantea la vinculación con países fuera del esquema integracionista como mecanismo para aminorar asimetrías. Por su parte, Venezuela solicita su incorporación al MERCOSUR y promueve desde su poder ejecutivo esquemas de integración con énfasis en lo político.
  • La CAN vivió un importante sismo tras el anuncio del retiro de Venezuela, mientras que Chile ha planteado su posible reingreso; simultáneamente Colombia, Perú y Ecuador evalúan la firma de tratados bilaterales con países fuera de la Comunidad.
  • El G-3 prácticamente se desmembró con la salida de Venezuela y su distanciamiento político frente a Colombia y México.
  • La convergencia CAN-MERCOSUR sigue en el tapete aunque sin planes ni cronogramas específicos
  • Frente a la propuesta del Acuerdo de Libre Comercio de América (ALCA) de los 90' - que integraría desde Alaska hasta la Patagonia toda la economía del continente del hemisferio occidental - emerge el ALBA (Alternativa Bolivariana de las Américas) como contrapropuesta política. Poco después surge la propuesta de UNASUR.

Las situaciones previas han generado una compleja red de relaciones internacionales de la región, cruzada por intereses económicos, motivaciones político-ideológicas y características socio-culturales.

En este dinámico y multidimensional espacio de relaciones internacionales, los hacedores de política han de dar respuesta a sus nacionales desde diversos ángulos y los inesperados cambios de rumbo de determinadas políticas o estrategias, pero no cuenta con suficiente holgura temporal que les permita con antelación preparase para evaluar los costos y beneficios de las nuevas dinámicas generadas, tanto en el corto como en el largo plazo.

La integración conjuga aspectos económicos, políticos, militares, ambientales y culturales con actores nacionales, internacionales, públicos, privados, gubernamentales y de la sociedad civil. En virtud de lo anterior es manifiesta la necesidad de promover la participación de los distintos sectores nacionales.

Experiencias en otras latitudes muestran que los procesos de integración no son fáciles: sus caminos son pedregosos y sólo la claridad de las naciones y de los beneficios finales frente a costos de corto plazo puede asegurar su concreción.

Octubre 2007

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres